Tren Maya proyecto prioritario de la administración

El secretario de Turismo del Gobierno de México, Miguel Torruco Marqués, explicó a inversionistas, tour operadores y funcionarios el renovado enfoque de las políticas públicas en este sector del gobierno del presidente López Obrador.

Afirmó que el Tren Maya, uno de los proyectos prioritarios de la actual administración federal, detonará la economía de cinco estados del país.

Al presentar la estrategia para el mercado LGBT, junto con la International Gay and Lesbian Travel Association, que incluye capacitación y el desarrollo de productos especializados, dijo que hace un año, México inició no sólo un cambio de gobierno, sino un cambio de régimen y, con ello, una nueva etapa en la vida de todos los mexicanos.

Torruco Marqués, explico ante un auditorio compuesto por gobernadores, representantes de líneas aéreas, inversionistas, tour operadores, presidentes de asociaciones turísticas, secretarios de Turismo estatales y medios de comunicación, que aunque 2019 fue complicado, fue un año en donde se sentaron las bases para una profunda transformación, “y estamos convencidos de que vamos por buen camino”, dijo.

Explicó que en este proceso de transformación la actividad turística en México ha adquirido un nuevo significado, una dimensión más social, que busca aprovechar las bondades del turismo para el progreso de los mexicanos, principalmente de aquellos sectores más desprotegidos de la población.

“Un ejemplo de impacto y beneficio del turismo a la población es el proyecto “Tren Maya”, en el que se está trabajando intensamente a través del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur). A lo largo de sus más de mil 500 kilómetros de recorrido, el Tren Maya detonará la economía de cinco estados del país: Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán, favoreciendo con ello a numerosas familias de escasos recursos”, aseveró.

Agregó que la actividad turística en nuestro país se mantiene sólida y en constante crecimiento gracias al trabajo productivo de empresarios, prestadores de servicios, funcionarios de gobierno y, sobre todo, de las poblaciones locales que le da sustento a los destinos.

“Desde luego, debemos reconocer que no todo ha sido aciertos y que todavía existen diversos problemas que es necesario resolver”, advirtió.

No obstante, destacó que el año pasado se obtuvo un balance positivo en los diferentes indicadores, como la llegada de turistas internacionales, que sumó 44 millones 722 mil, con un incremento de 8.3 por ciento sobre 2018; y en la obtención de divisas, que fue de 24 mil 817 millones de dólares, 10.2 por ciento superior al año previo.