-Se reúne con fracción de Morena en Congreso

La secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que los morenistas deben de adoptar la lealtad al presidente Andrés Manuel López Obrador como “norma cotidiana de nuestra conducta”.

En el congreso de la Unión, la Secretaria sostuvo  que a casi un año del triunfo electoral de Morena en los pasados comicios, quienes “obtuvimos el respaldo del voto popular para ocupar algún cargo, tenemos un compromiso con los electores y una obligación de lealtad con quien fue el factor decisivo para el histórico resultado de Morena y de sus aliados.

En el marco de la tercera reunión plenaria de los senadores de Morena, la secretaria dijo que la lealtad, sin duda alguna -al presidente Andrés Manuel López Obrador- debe ser norma cotidiana de nuestra conducta.

 Sánchez Cordero, dijo que la responsable de la política interior del país resaltó que los senadores también se deben a una lealtad “que asegura a las mexicanas y a los mexicanos que los compromisos transformadores cuentan con el respaldo” de éstos ante los compromisos de la nueva administración.

 “Es una lealtad que está fundada sobre todo en la comunidad de ideales y de proyectos. Es una lealtad para garantizar la unidad de propósitos que requiere esta cuarta transformación. Es una lealtad que se basa en la razón y no en la fuerza”, abundó.

Igualmente, les recordó que como legisladores tienen “una tarea fundamental: modificar el andamiaje legal para dar sustento a la Cuarta Transformación”.

En este sentido, invitó a conmemorar y festejar el primer aniversario del triunfo de Morena el pasado 1 de julio de 2018, en el zócalo capitalino, a principios del mes entrante.

En medio del conflicto migratorio, la ministra en retiro expresó que el gabinete presidencial “está unido y decidido a cumplir las instrucciones presidenciales, en donde dijo “vamos a atender el tema migratorio por convicción propia, por necesidad de México, por nuestros intereses y por nuestra seguridad nacional”.

“La piedra angular de la política migratoria de México, es el respeto a los derechos humanos de las personas migrantes. Eso no está reñido ni se contrapone con la imperiosa necesidad de ordenar y dar seguridad a los migrantes que ingresan a nuestro territorio, empezando por su registro”, abundó.

Resaltó que es necesario un registro de migrantes, pues “no podemos proteger a quien no conocemos, a quien no sabemos que está en nuestro territorio”; al tiempo que subrayó que “vamos a seguir siendo un país de asilo y una tierra de asilo y cobijo para quienes huyen de la violencia, de la que provocan los criminales o de la que producen las carencias y el hambre”.

 “Vamos a honrar la tradición hospitalaria de México. Vamos a salir adelante y unidos”, añadió.

Al resaltar que la transformación del país ya está en marcha, Sánchez Cordero remarcó que en materia de política interior, hemos concentrado grandes esfuerzos en torno a dos objetivos principales: consolidar la gobernabilidad democrática y garantizar el respeto de los derechos humanos.