Lucía Bello, Mónica Ruiz e Ignacio Rosas Landa, estudiantes del séptimo arte, subieron al frente y destacaron que “a los alumnos de cine de Guadalajara los declaró muertos la Fiscalía presentando pruebas insuficientes y, apenas hace unos días, el 27 y 28 de mayo, cuatro estudiantes de enfermería fueron levantados en Chihuahua, y a principios de abril tres jóvenes de Tlaxcala desaparecieron, lo último que se supo de ellos es que fueron detenidos por policías auxiliares en Oaxaca y tres de sus familiares fueron a buscarlos, y desde entonces tampoco se sabe nada de ellos, pero sus autos se encontraron calcinados”.

Por su parte el actor  Héctor Bonilla explicó que las películas que fueron nominadas al Ariel “revelan, en sus diferentes propuestas, algo para restaurar con su crítica la violencia y la intolerancia que nos está asediando como sociedad”.