La fotografía de un rinoceronte, un chico venezolano en llamas y mujeres practicando el planchado de senos para niñas en Camerún son algunas de las fotografías que fueron seleccionada para competir en el hoy para hacerse con el World Press Photo del año.

En la selección esta la imagen del fotógrafo venezolano Ronaldo Schemidt, que retrata la quema accidental de un manifestante de la oposición durante unos disturbios en Caracas.

La fotografía recoge el momento en el que José Víctor Salazar, de 28 años, sale corriendo envuelto en llamas al ser alcanzado por un chorro de gasolina proveniente de una moto de la Guardia Nacional Bolivariana, que fue capturada e incendiada por manifestantes con un cóctel molotov.

"No es fácil tomar una imagen así", dijo a Efe Lars Boering, director de World Press Photo, para quien el mérito de la nominación se debe a que "el fotógrafo estuvo allí en el momento justo y lo captó de una forma muy poderosa".

"Tiene mucha energía, movimiento y dramatismo, pero al mismo tiempo está muy bien compuesta. Dice mucho de lo que está pasando en Venezuela, donde hay manifestaciones, una detrás de la otra, en las que hay una violencia total", explicó la presidenta del jurado, Magdalena Herrera.