Alejandra Barrales recorrió por alrededor de dos horas, los pasillos del mercado ubicado en la colonia Doctores. Ahí también se dio tiempo de comer tacos y gorditas, mientras repartía propaganda, gorras y playeras. 

El andar de los candidatos de pronto se vio acompañada por una melodía: “llegó el momento de poder cambiar, es la oportunidad, con Mikel sí se puede”. Se trataba de tres brigadistas del PRI. 

quienes ya se encontraban en el lugar e intentaron incomodar al equipo de la Frentista. 

La música entonces comenzó a mezclarse con otra: “la jefa es la Ciudad, con Barrales vamos al Frente, nos une el amor por la Ciudad”. La “guerra” de canciones concluyó luego de que los perredistas regalaran gorras amarillas a los priístas.