Se envía un mensaje de que los hombres y mujeres que participan son personas activas. 

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez, realizó la apertura del comedor “Yoloxóchitl”, en la alcaldía de Iztapalapa, con lo que se busca impulsar los procesos de participación de los adultos mayores en la capital del país. 

Tras la inauguración del Comedor Comunitario “Yoloxóchitl”, se informó que será administrado por derechohabientes del programa de Pensión Alimentaria de la CDMX, lo que permite empoderarlos, fomentar su independencia y desarrollo económico, a través de alternativas de empleo que contribuyan a su desarrollo en la sociedad. 

El comedor “Yoloxóchitl”, cuyo significado es Flor del corazón, servirá diariamente 100 raciones de comida, de 13:00 a 16:00 horas y está ubicado en Avenida San Lorenzo número 151, colonia Cerro de la Estrella, en la alcaldía de Iztapalapa. 

El comedor se suma a los 488 comedores comunitarios que hay en la CDMX. 

Amieva Gálvez, afirmó que con la inauguración del comedor administrado por adultos mayores, se envía un mensaje de que los hombres y mujeres que participan son personas activas, que aportan mucho a la sociedad y buscan continuar con su vida siempre bajo un ambiente de bienestar y de felicidad. 

“Decirles que estos comedores, son precisamente conjuntando personas mayores que lo administran y dirigidos principalmente a personas mayores para que puedan acceder a la comida”, reiteró. 

Luego de llevar a cabo el corte de listón inaugural, el mandatario capitalino recordó que el Programa de Comedores Comunitarios fue reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como un Sistema Internacional de Alimentación y que forma parte de la Agenda 2030. 

Además, aseguró que a través de los Comedores Comunitarios de la CDMX las personas tienen acceso a alimentos con un alto contenido nutricional que les permite comer de manera saludable y con un costo accesible. 

El secretario de Desarrollo Social (SEDESO), Alejandro Piña Medina, destacó que el comedor consolida y amplía los procesos de construcción ciudadana y envejecimiento activo. Además, contribuye a generar seguridad alimentaria mediante la puesta en marcha de un espacio que será administrado por personas mayores.