Oscar Alfredo Galeana

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció una iniciativa de reforma al sistema de pensiones, con el objetivo que los trabajadores tengan recursos suficientes en su retiro para vivir con dignidad.  A grandes rasgos, la reforma plantea pasar las aportaciones del 6.5 actual a 15 por ciento, siendo los patrones quienes más aporten de esa cantidad; se reducen las semanas cotizadas de mil 250 a 750 y aumentará la pensión mínima garantizada.

El Ejecutivo federal hizo el anuncio en su conferencia mañanera en Palacio Nacional, acompañado del secretario de Hacienda, Arturo Herrera y el senador por Morena, Ricardo Monreal, así como representantes del sector empresarial, de sindicatos y legisladores. En su intervención, López Obrador señaló que de no reformarse el actual sistema de pensiones que data de 1997, los trabajadores al jubilarse recibirían menos de la mitad del salario que perciben actualmente: “Si esa reforma no se corrige (la de 1997), al pensionarse, los trabajadores recibirían menos de la mitad de su salario. Esto se iría agravando con el tiempo”, aseveró.

Del mismo modo, el presidente reconoció la labor del titular del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelí, quien comandó los trabajos para esta iniciativa de reforma y logró consensos tanto con el titular de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera y los representantes de sindicatos de trabajadores para que el aumento de las aportaciones las asumiera la empresa en un periodo de ocho años.

Los principales cambios propuestos en la Reforma a las Pensiones de 1997

Los patrones aportan el total de las cuotas más altas.

Aumentan recursos para fortalecer el Sistema de Ahorro para el Retiro.

Se incrementa el número de trabajadoras y trabajadores con pensión garantizada.

El sector patronal, los patrones aumentan su aportación de 5.5 a más del 13.8 por ciento (de forma paulatina en un periodo máximo de 8 años).

Se bajan los cobros de las Afores (comisiones) al nivel que se tiene en otros países.

Se reduce la cotización de semanas obligatorias para cotizar, de 1,250 a 750.