María Esther Beltrán Martínez   Fotos:  J.Carlos Santana

Andalucía, España.-  La Semana Santa termina y con ella deja experiencias visuales en millones de visitantes y locales. Aunque la actividad frenética de las calles disminuye considerablemente en Andalucía, se percibe todavía el olor a incienso y las imágenes comienzan a regresar a sus templos.

Sin ser religioso es innegable  la experiencia que se vive en las diferentes ciudades y pueblos, visitar Andalucía en esta fecha  no sólo permite disfrutar de la maravillosa Naturaleza con la que cuenta y de la arquitectura que tiene.

Las manifestaciones de arte y cultura que encierra la Semana Santa es inmensa. Basta ver las procesiones donde  lucen extraordinarias imágenes que datan algunas de la segunda mitad del siglo XVII, XVIII y XIX.  Sus autores son artistas prestigiosos que han dejado huella en las Bellas Artes española. Juan de Mesa, Antonio Castillo Lastrucci, Manuel Galiano,  Pedro de Mena, Fernando Ortiz, Juan Domingo Olivieri y Salvador Gutiérrez de León entre otros. Sus obras roban la mirada y no puedes dejar de ver su rostro que manifiesta tanta dulzura o la peor de las amarguras y dolor.

Aunque estas imágenes son el centro de toda una procesión hay que ver su entorno como son las joyas que conservan y son  portadas con orgullo por los elementos de las diferentes cofradías, nombre que se da a la congregación o hermandad que forman devotos, y que cada primavera esperan para  salir a la calle.

La candelería que es el conjunto de velas o luces que lleva el paso de imagen, los capirotes de diferentes colores, las cruces principales que van en cada trono, es la cruz que abre el desfile procesional va acompañada por dos o cuatro nazarenos. Destacan los estandartes  que son de paño de terciopelo la mayoría ricamente bordados con figuras  que son representativas de cada cofradía.Las peanas son de madera tallada, algunos  revestidos con lámina de oro o plata.   .

Pero no sólo se muestran obras antiguas sino que los artistas actuales participan con sus creaciones como es José Luis Puche, malagueño que realizó para la cofradía de los Estudiantes,  una obra donde se manifiestan elementos contemporáneos sin perder la esencia de la cofradía.

Puche  explica que con la Semana Santa fue su encuentro con el arte recuerda cómo el arte cofrade fue su inspiración para pintar.

El arte cofrades y el arte contemporáneo van por distintos caminos, explica.  Aunque la de Estudiantes apuesta por el arte contemporáneo  razón por la que me escogieron para poder hacer esta obra qué es la imagen de Cristo.  Me da gusto poder hacerla,  para poder entregar un poco de lo que el arte cofrade que ha dado. Desde pequeño siempre estuve muy cerca admirando las los trabajos artesanales los bordados ... y ahora puedo aportar algo de mi de mi obra.

“Yo he querido hacer un Cristo que se pueda oler, saborear”.

La obra de Puche ha sido utilizada para hacer carteles y uno de los programas de mano respecto a las actividades de Seman Santa 2019. Sin duda alguna es una imagen que cautiva y llama la atención y hace una separación de lo tradicional. En está ocasión se puede disfrutar de una obra contemporánea que habla de la belleza y la tradición. Es un acierto de una cofradía que habla a las nuevas generaciones, pero no rompe con las anteriores.

El cristo que muestra Puche deja huella para un diálogo con todo sin importar sus creencias es una obra que roba la mirada.

Por lo que que sin duda deja la certeza que la Semana Santa es un espacio especial para el arte y la cultura.