En el marco del Día de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM),  para septiembre de este año el gobierno federal contempla terminar el armado final de los tres primeros  aviones de dos plazas hecho con materiales 100%  mexicanos, y en consecuencia, para el 2019 el gobierno mexicano empezara la línea de producción para a que en el 2010, pueda contar con 35 aeronaves  de hélice, para adiestramiento en el Colegio del Aire.

El proyecto a cargo de ingenieros de la Fuerza Aérea Mexicana, contempla a futuro, el armado de una aeronave de cuatro y más plazas para transporte de mandos y la fabricación de aeronaves de reacción (Caza) como las que se fabrican en Francia, Rusia, China, o Estados Unidos, proyecto que podría verse cristalizado para el 2036.

La FAM tiene dos objetivos: sumarse a países como Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Venezuela y Perú que ya producen aviones de hélice y la modernización de su flora aérea, por lo que se puso como meta, la compra de  más de 91 helicópteros, 81 aviones y tres sistemas aéreos no tripulados, por lo que a unos meses de que concluya la administración, la Sedena reporta la compra de poco más de 150 helicópteros  y aviones, para renovar su flora aérea.

En el programa sectorial 212-2018, la Secretaria de la Defensa Nacional, enfatizó la necesidad de que el no contar con una infraestructura aeronáutica nacional para la fabricación de aeronaves y sus componentes, da como resultado la dependencia tecnológica de otros países para los procesos de adquisición, modernización y reparación del material aéreo, radares y sistemas de navegación.

En 2013, la  FAM, contaba  con una flota de 346 aeronaves, de las cuales, 204 eran operativas,  y 142 estaban fuera de servicio, lo que daba como resultado que el 55% de las aeronaves cuentan con más de 21 años de servicio.

“Para revertir esta situación, se tiene considerado la adquisición de diverso material de vuelo, entre ellos, 91 helicópteros, 81 aviones y tres sistemas aéreos no tripulados. Para ello es imprescindible completar dos tripulaciones por aeronave de ala rotativa (actualmente se cuenta en promedio con 1.5 tripulaciones) y mantener la proporción conforme se incremente la flota aérea, teniéndose un déficit de 66 pilotos aviadores”.

Respecto a los aviones, la Fuerza Aérera ha recibido 60 aviones T-6C+ Texan II de un pedido de 60 unidades para iniciar un reemplazo a mediano plazo de los aviones Pilatus PC-7, así como se han recibido 25 Grob G-120TP (entrenadores básicos alemanes) de un pedido de 25 unidades (con opción de ordenar 15 adicionales), 6 Super King Air 300 de observación, 2 aviones Cessna Citation Eagle II de vigilancia, 2 CASA C-295W adicionales a los 6 CASA C-295M recibidos en 2010, 2 Boeing

737-800 para el EA-502 y un Boeing 787-9 Dreamliner como nuevo avión presidencial.