La actriz mexicana Susana Zavaleta cerró un ciclo de su late night SuSana Adicción el pasado 6 de febrero, día en que se transmitió por última vez una de las emisiones más nutridas en contenidos y de mayores niveles de audiencia de la barra nocturna de Unicable.

La última de 345 transmisiones al aire de SuSana Adicción, contará con la presencia del reconocido flautista mexicano, Horacio Franco, y de Alejandra Robles “La Morena”, intérprete afro-oaxaqueña de la escena del world music, además de contar también como invitados a los magos Joe & Moy, así como de la vidente Diana Bayardo y de Pilar Montes de Oca.

El programa, que iniciara sus transmisiones en 2011, abrió espacios a nuevos talentos musicales de los más diversos géneros, así como a escritores, actores, compositores, artistas plásticos, gastrónomos y máximas figuras consagradas, también se caracterizó por presentar a héroes anónimos de la sociedad que difícilmente suelen ser vistos a través de los medios de comunicación nacional.

Las transmisiones de alcance internacional de SuSana Adicción tuvieron cobertura a lo largo de todo el continente americano, así como en regiones como España, Alemania, Italia, Suecia, Reino Unido, Francia, Polonia y Austria, por citar algunos.

En estos momentos, la cantante, actriz y conductora, se encuentra preparando grandes proyectos para este 2018.
 
 
CELEBRARÁ EL DÍA DE AMOR Y LA AMISTAD CON ABRAZOS.

Por tercera vez, Susana Zabaleta se estará el próximo 14 de febrero para compartir abrazos, esta ocasión en el Museo Soumaya de la Ciudad de México ubicado en Plaza Carso: Miguel de Cervantes Saavedra, esquina con Presa Falcón, Col. Granada. Esto, a partir de las 10:00 hrs, hasta las 14:00 hrs.

En 2013 y 2014 inició la experiencia en los días de su cumpleaños y este año lo hará celebrando el Día de Amor y la Amistad en un acto simple, gratuito y sin diálogos con toda la gente que llegue para sentir y compartir con ella una de las expresiones más básicas y reconfortantes del ser humano: un abrazo.

No se trata de un evento promocional de autógrafos, sino de un pequeño acto humanitario al que cualquier persona, sin importar su condición social, tendrá acceso.

 “En las ocasiones anteriores llegó gente que me dijo, ‘nunca me han dado un abrazo en la vida’; otras, simplemente lloran o comparten su felicidad plena”, dice la cantante y actriz.